¿Tenés inventario que ya están deteriorados, vencidos, que ya no están disponibles para la venta o que simplemente ya están fuera de moda?

Por principios contables indefectiblemente se deberán de dar de baja contablemente estos bienes, no obstante, para que el mismo sea considerado como un Gasto Deducible, la Secretaría de Tributación requiere el cumplimiento de ciertos criterios que se mencionan a continuación.

De acuerdo al Art. 38 del Decreto 6359/05 expresa “En los casos de descomposición u obsolescencia de bienes de cambio, para que su baja de inventario sea aceptada como pérdidas se deberá cumplir con lo siguiente:

Cuando el contribuyente esté obligado a llevar registros contables con dictamen de auditor externo, éste será el responsable de comprobar el detalle de los bienes afectados que se darán de baja en el inventario, estando obligado a informarlo en su dictamen anual”.

En el caso de que una empresa esté obligada a llevar registros contables con dictamen de auditor externo, al proceder a la destrucción de mercaderías vencidas, obsoletas o en mal estado, en este caso el auditor externo  será el responsable de comprobar el detalle de los bienes afectados que se darán de baja en el inventario, estando obligado a informarlo en su dictamen anual, no será necesario contratar a un escribano público para que labre un acta en la cual certifique la destrucción de mercaderías vencidas, obsoletas o en mal estado, tampoco será necesario  contratar a auditores externos distintos a los responsables de la emisión del dictamen de auditoria anual ,la baja de inventario resultante podrá ser considerada deducible a los efectos de la determinación del impuesto a la renta anual, sin embargo para darle de baja deberá utilizar un Comprobante de Venta, detallando las mercaderías al precio de costo con el IVA correspondiente que se había utilizado como crédito en el momento de la compra.

Fuente:

  • Decreto 6359/05
  • Consulta Vinculante SET Dic/06