La entrevista de trabajo es la prueba más importante del proceso de selección para un puesto, y, seguramente, en más de una ocasión has sentido que lo habías arruinado todo. Esto es muy común, es fácil que las entrevistas laborales nos angustien por el simple hecho de ser evaluados, y hay preguntas clave que nos pueden llevar a la siguiente ronda o dejarnos fuera del proceso.

Ten en cuenta estas recomendaciones para estar listo ese día.

1.  Antes de la Entrevista

  • Conoce todo lo que puedas de la empresa
  • Repasa tus aptitudes, tu experiencia y tu formación
  • Lleva el currículum y conócelo a la perfección, ya que se basarán en él
  • Hazte una relación de tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos
  • Hazte una relación de tus puntos fuertes y prepara argumentos que los corroboren
  • Si te citan por escrito, confirma tu asistencia
  • Comprueba tu apariencia (evita ropa llamativa; bien vestido/a, limpio/a y afeitado)
  • Ve solo/a
  • Sé puntual (5 minutos antes)
  • Prepara la entrevista, el seleccionador va a hacerlo también

2.  Durante la Entrevista

Crea una buena impresión. Las primeras impresiones son de gran importancia. Muchos empresarios consideran que tras haber visto entrar por la puerta a un candidato, observar la forma de dar la mano y sentarse, son capaces de decidir sobre su valía

  • Saluda al entrevistador con una fórmula convencional: Buenas tardes Sr. Ruiz
  • Siéntate derecho/a, ni al borde de la silla (inseguridad), ni repantingado/a (falta de respeto)
  • No seas el/la primero/a en extender la mano
  • Saluda con un apretón de manos y sonríe, mirándole a los ojos
  • No te sientes hasta que te lo digan
  • No tutees si no te lo indican
  • Estáte atento/a y simpático/a
  • Evita ponerte nervioso/a y los gestos que lo indiquen como morderte las uñas, golpear con el boli en la mesa, agitarte en el asiento…
  • No fumes
  • No interrumpas
  • Mira al entrevistador a los ojos, pero sin intimidar
  • Deja que él tome la iniciativa
  • No hables demasiado, ni demasiado poco
  • Cuida tu lenguaje
  • No peques de agresivo/a ni de sensible
  • No te aproximes en exceso a el entrevistador/a
  • No pongas los codos encima de la mesa del entrevistador
  • No cruces los brazos, puede parecer que estás a la defensiva
  • Si te ofrecen una bebida puedes aceptar pero, que no sea alcohólica

3.    Piensa antes de contestar

  • Responde clara y brevemente
  • Di siempre la verdad
  • Si te preguntan sobre ti mismo/a, enfatiza tu formación, experiencia y resultado de tus trabajos
  • No uses palabras rebuscadas
  • No respondas con evasivas o dudas, ni con monosílabos
  • Intenta no utilizar expresiones tajantes «siempre, nunca», ni utilices latiguillos «osea», «este», «bueno»…
  • Muestra entusiasmo por el trabajo, pero no lo supliques
  • No hables mal de las empresas en las que has trabajado
  • No te niegues a responder preguntas
  • Si te hacen preguntas de tipo cómo: si va de viaje con su novio/a ¿ qué piden una o dos habitaciones?; responde que en tu opinión ese asunto es irrelevante para deducir tu idoneidad para el puesto al que optas. Dilo con seriedad pero no con agresividad. Estas preguntas valoran tu control emocional

4.    Piensa y responde de manera positiva

  • No digas que necesitas terriblemente el trabajo
  • No critiques a pasados empresarios
  • si no tienes experiencia:: No digas, «acabo de terminar mis estudios y no tengo experiencia profesional» enfoca de otra manera la respuesta … «estoy disponible para trabajar y dispuesto/a a poner en práctica todos los conocimientos que he adquirido en mis estudios

5.    Haz preguntas

  • Sobre las posibilidades de promoción, la empresa o el puesto de trabajo

6.    Expresa tu agradecimiento

7.    Después de la Entrevista

Analiza los resultados, anota puntos fuertes y débiles durante la entrevista…puede servirte para próximas entrevistas en esa o en otras empresas.