Un emprendedor es aquel que tiene la capacidad de encontrar una oportunidad de negocios y, sobre todo, de hacerla realidad. Si ya tienes en mente la empresa de tus sueños, ¡evita equivocaciones! Antes de dar el primer paso, analiza si tu propuesta tiene futuro y prepárate para sortear los desafíos que te esperan.

Estas 5 tácticas te ayudarán a identificar qué necesitas para desarrollar tu proyecto con éxito. Aplícalas y recuerda que si planificas y mantienes la operación del negocio bajo control, tendrás más oportunidades de tener una empresa próspera y profesional. Además de esto podés contar con nuestras soluciones de consultoría y apertura de sociedades.

1. Estudia el mercado. 

Éste es uno de los primeros pasos que necesitas dar.

¿La razón? Tendrás un conocimiento real de lo que existe y de lo que necesita el mercado.

Comienza investigando las distintas necesidades que tiene la gente a tu alrededor. Toma en cuenta que muchas de éstas no están completamente satisfechas y, por lo tanto, representan una oportunidad de negocios.

Revisa qué productos o servicios no se ofrecen ahí y si la idea que tienes en mente aplica, no dudes en poner manos a la obra. ¿Cómo hacerlo?

Es más sencillo de lo que crees: basta con escuchar a tus clientes potenciales. La gente siempre habla de lo que no hay o de las deficiencias de un producto o servicio.

Por ejemplo, ¿existen suficientes guarderías en tu ciudad?, ¿cerrajeros?, ¿grúas? o ¿plomeros confiables?

“No se trata de que el emprendedor haga una tesis, pero sí que tenga en claro el lugar en donde está parado y a dónde quiere llegar”, asegura Juan León Pardo, director del Centro de Innovación Empresarial y Financiera PymExporta del ITESM 

2. Detecta las necesidades de tus clientes. 

¿Qué es lo que les gustaría para estar satisfechas? Claro, debes adaptar tus preguntas según el giro del negocio que tengas en mente. Sin embargo, de esta manera, además de conocer la necesidad de tu posible clientela, también conocerás de primera mano los errores que no debes cometer por ninguna razón si quieres tener éxito.

3. Ten todo por escrito. La recomendación del Tecnológico es que luego del sondeo investigues y escribas tres puntos: las tendencias sociales, un análisis de las debilidades de tu competencia y otro llamado como observación de la ausencia. 

“De cada 10 emprendedores, ocho o nueve pasan por alto a la competencia y esto sucede porque el emprendedor tiene una gran autoestima y se siente tan grande que se olvida de sus competidores”, advierte León Pardo. Si el producto o servicio no existe en tu ciudad es seguro que las opiniones de la clientela serán muy diversas. Dependiendo de cuántos clientes existan deberás tomar la decisión de a quiénes atenderás. No trates de abarcar a todos porque no lo lograrás y lo que sí tendrás es el disgusto de una gran mayoría.

4. Transforma tu idea en un negocio. Evidentemente, una vez que tienes detectada la idea, conoces el mercado y las deficiencias de tu competencia lo siguiente es armar un plan de negocios. Tómate el tiempo necesario para que expliques en un papel cómo funcionará tu empresa.

Elabora un esquema para que todos los puntos estén explicados y por escrito y contesta preguntas relacionadas con tu proyecto: ¿qué necesito para ofrecer mi producto o servicio?, ¿de dónde lo obtengo?, ¿cuánto cuesta?, ¿cuánta gente necesito para operar?, ¿qué sueldos debo ofrecer?, ¿cuál es el precio de mi producto o servicio?, ¿cómo lo voy a ofrecer al cliente?, ¿dónde está mi cliente? y ¿cuál será mi ganancia?

“El plan de negocios responde a cuestionamientos que te hacen llegar a concusiones que a su vez lo nutrirán y aterrizarán a la realidad. Si realizas estas preguntas y las pones en orden, entonces este guión se convierte en un plan de negocios”, aconseja León Pardo.

5. Capacítate. Un emprendedor siempre está en constante formación por varias razones. Primero porque debe aprender a aterrizar su idea hacia la realidad y, segundo, porque al tener un negocio debe conocer las técnicas para liderar equipos de alto desempeño, ganar clientes y vender más.

Siempre es importante contar con personas capacitadas que puedan ayudar a que tu empresa se desarrolle con éxito, en Cáceres + Schneider te acompañamos desde el momento de su creación, así como durante toda la gestión y asesoramiento en sus operaciones, asesorándolos para maximizar el valor económico de su inversión.

Fuente: www.entrepreneur.com