fbpx

Una Sociedad Anónima es una entidad jurídica también conocida por su abreviatura S.A. La creación de la misma se formaliza mediante Escritura Pública y su inscripción en el Registro Público de Comercio. Se encuentra regulada por el Código Civil Paraguayo, además está fiscalizado por la Abogacía del Tesoro del Ministerio de Hacienda. Ya que se trata de una sociedad formal, debe realizar anualmente Asambleas Ordinarias para tomas de decisiones y por lo tanto debe presentar anualmente su Balance.

Se conforma con un mínimo de dos socios no existiendo limitación en la cantidad de los socios. Estos socios aportan capital el cual se representa en acciones para efectuar operaciones comerciales con fines lucrativos.

Las Sociedades Anónimas son la opción más recomendable para emprendimientos de mayor magnitud y ambición, dan una imagen de mayor solvencia, seriedad y perdurabilidad en el tiempo ante clientes, acreedores y entidades bancarias. El acceso al crédito y las negociaciones con entidades bancarias tienen mayores posibilidades de tener éxito al tratarse de una Sociedad Anónima con imagen solvente. En General para una sociedad con un Capital muy alto se utiliza la S.A.

Las principales ventajas que ofrece este tipo de sociedad son:

  • Independencia de la sociedad a la de sus accionistas.  Significa que el socio sólo responderá por el valor aportado a la sociedad y no con su propio patrimonio.
  • No existe límite al número máximo de socios accionistas.
  • Para la conformación del capital se pueden realizar aportes en dinero y en especies.
  • Cada uno de los socios que conformen la empresa tendrán derecho a participar de los beneficios que se den por las utilidades generadas; en función de su cuota de participación, además a la compra de nuevas acciones, a información de las decisiones y voto en las juntas.
  • Los  accionistas no son responsables de las actuaciones de los directores de la  empresa.
  • Los directores de la empresa son responsables en caso de incurrir en mal desempeño de sus funciones.
  • Los directores pueden no ser accionistas;  son reelegibles y su designación es revocable.
  • Los accionistas pueden ser extranjeros.
  • Para ejercer como administrador de la sociedad no es necesario ser accionista.
  • Las acciones se pueden comercializar libremente. Los socios pueden vender sus acciones a terceras personas.
  • La sociedad puede adquirir sus propias acciones.
  • Las sociedades anónimas pueden, si sus estatutos lo autorizan, contraer empréstitos, en forma pública o privada, mediante la emisión de obligaciones negociables o debentures.
  • Puede cotizar en la bolsa al constituirse como Sociedad Anónima Emisora de Capital Abierto (SAECA).
  • Pueden emitir acciones en cualquier momento y al precio deseado, según sus necesidades.
  • A diferencia de otras sociedades, puede seguir funcionando a pesar del fallecimiento de uno de los socios fundadores.
  • Es posible otorgar poder mediante documentos privados. Si  las  partes  interesadas  desean  realizar  alguna  gestión  con  la  sociedad,  pero  sin aparecer como directores o accionistas, podrán actuar en nombre y representación de la sociedad por medio de un poder general otorgado por el Directorio.

Fuente: Lic. Cynthia Florentín. Gerente Impuestos.


Te invitamos a conocer nuestras soluciones Legales.

Nuestro enfoque combina la visión y la innovación con el conocimiento en una gran variedad de rubros con el objetivo de ayudar a las empresas a sobresalir con la confianza y tranquilidad que brinda un equipo de profesionales en derecho laboral.