fbpx

¿Cuál es la mejor opción para las deudas de tu empresa o negocio?

¿Reestructuración o Refinanciación? en ocasiones, la deuda de una empresa puede requerir una reorganización, con el fin de obtener más rentabilidad financiera o gestionar nuevas necesidades de financiación con las mejores condiciones posibles.

¿En qué consiste la Reestructuración?

Significa negociar la modificación del contrato de préstamo u otro instrumento de financiación existente.

Generalmente se da con objeto de alargar la fecha de vencimiento para el pago del principal o incluso modificar las frecuencias de los pagos de intereses.

Para ello, este proceso requiere de una renegociación entre el acreedor y el deudor, normalmente es aquí donde actúa un banco o una consultora especializada como intermediario.

La reestructuración de la deuda puede ser necesario cuando:

  • Existen necesidades de tesorería o el incremento de las necesidades de capital operativo.
  • Hay un riesgo de incumplimiento de los pagos comprometidos de la empresa.

Reestructurar una deuda puede influir de forma negativa en el puntaje crediticio de la empresa, por lo que hay que ser cautos y utilizar esta estrategia solo en caso de ser estrictamente necesario.

¿En que consiste la Refinanciación?

Representa la firma de un nuevo contrato de préstamo u otro instrumento de financiación, a menudo en mejores términos que el anterior contrato.

Acceder a una refinanciación puede ser ideal en situaciones como:

  • Para pagar un préstamo del que la empresa ya es deudora, obteniendo mejores condiciones y/o tipo de interés.
  • Consolidar deudas u obtener un nuevo préstamo que combine o cubra los diferentes préstamos que tiene la empresa, de esta forma realiza un único pago mensual, aunque generalmente se alarga el plazo de pago de la deuda.
  • El cambio de la estructura de los préstamos y liberar efectivo.

¿En qué consiste el Proceso de Reestructuración y Refinanciación?

  1. El primer paso consiste en preparar un documento con el plan de viabilidad que incluya, entre otras cosas, las medidas financieras adoptadas por la empresa hasta el momento.
    Este documento se presenta a las entidades financieras con las que trabaja, junto con el plan de negocio y la propuesta de refinanciación basada en proyecciones financieras.
    Se puede hacer partícipes también a otros acreedores de la empresa.

  2. En base a la propuesta de refinanciación, se inicia el proceso de negociación con todas las entidades financieras y se planifica el calendario de reuniones.

  3. Se elabora un documento que recoge los aspectos esenciales de los acuerdos alcanzados entre la empresa y las entidades financieras. Se le puede considerar el borrador del contrato de refinanciación.

  4. El último paso consiste en redactar el contrato definitivo de refinanciación y reestructuración de la deuda a partir del borrador citado, para firmarlo.

Fuente:Circulante.com, economipedia.com



Te invitamos a conocer nuestras soluciones de Finanzas

Planificar e invertir su dinero siempre genera algunas dudas, por eso en Cáceres + Schneider estamos para ayudarlo en las decisiones que debe tomar en materia de finanzas, con el objetivo de rentabilizar cada vez más sus recursos financieros.