fbpx

Encontrar una propiedad en la cual puedas cultivar o construir tu hogar es un proceso que requiere una importante inversión, el cual debe ser tratado de forma inteligente y con mucho cuidado.

Tener en cuenta ciertos aspectos pueden ser clave a la hora de adquirir una propiedad y no tener que lamentar esta decisión en el futuro.

A continuación compartimos 3 situaciones que te ayudarán a realizar la comparación y valoración de una propiedad desde el punto de vista técnico y legal.

La situación registral de la propiedad

Es necesario consultar sobre la situación registral de la propiedad para evitar fraudes respecto a la compra.

Para ello, se puede solicitar la condición de dominio en la Dirección General de los Registros Públicos correspondiente, para comprobar los siguientes aspectos:

  • Asegurarse de que, con quien se está negociando y quien da la última palabra es realmente el propietario y no un tercero que no tenga ningún derecho sobre la propiedad en cuestión.
  • Sobre la propiedad no exista ningún embargo ni garantía hipotecaria y que esté libre de gravámenes.

La situación catastral del inmueble

Una vez verificado el registro de la propiedad, se debe verificar su estado catastral. A través de la página de Catastro podemos obtener datos como la situación y la superficie.

No obstante, se puede solicitar el plano georreferenciado de la propiedad, en el que, además del estado y superficie, se muestren los datos de los propietarios y colindantes.

Todos estos datos deberán ser congruentes con los datos que figuren en el título de propiedad.

En la municipalidad del distrito donde se ubica la propiedad también puedes comprobar que el titular haya pagado el impuesto inmobiliario.

La situación rural o urbanística

Cada municipio tiene sus propias ordenanzas urbanísticas y rurales, que se pueden consultar para conocer datos como el tipo de suelo y, si es posible, si son aptos al destino que queremos dar a la propiedad.

Es importante reconocer que una propiedad destinada a vivienda, a un negocio, edificio o construcción o a cultivo, tendrán características y requisitos diferente.

Si estamos buscando una propiedad rural para destinar a la explotación agroganadera, se debe tener en cuenta que en Paraguay está vigente la Ley N° 2524/04 que prohíbe las actividades de transformación y conversión de superficies con cobertura de bosques en la región Oriental del país.

En Paraguay el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES) es el ente encargado de formular, coordinar, supervisar, evaluar y ejecutar de modo compartido con los gobiernos departamentales y municipales, programas y proyectos dentro de su área de competencia (Calidad ambiental).

Cada tipo de suelo tiene sus usos permitidos, por lo que hay que hacer las comprobaciones necesarias para una buena construcción o inversión agrícola/ganadera/forestal.

Fuente: Mirta Guerreros. Gerente de Bienes Raíces. Cáceres+Schneider.


¿Buscas vender o comprar un inmueble?

Acompañamos a nuestros clientes de principio a fin, brindando una asesoría integral de acuerdo a sus necesidades.