fbpx

El Instituto Nacional de Cooperativismo INCOOP ha emitido recientemente la Resolución N° 22668/2020 que aprueba el:
“Marco Regulatorio para las Cooperativas del Sector Ahorro y Crédito», y deroga el anterior marco regulatorio.

Si bien son varias las modificaciones establecidas en esta nueva reglamentación, en este artículo mencionaremos lo que concierna a la obligación de la auditoria externa.

De acuerdo al Capítulo 16 del Anexo de la Resolución N° 22668/2020:

Las Cooperativas sujetas a este Marco Regulatorio, deben contratar servicios de auditoría externa independiente, para el examen de su situación patrimonial y financiera.
De acuerdo a los siguientes lineamientos:

  • Las Cooperativas Tipos “A” y “B” deben contratar auditores externos independientes, debidamente registrados y habilitados por el INCOOP en la categoría I.
    De acuerdo con las normas que para el efecto defina esta Autoridad de Aplicación.
    La designación del auditor externo, debe ser realizada antes del cierre de cada ejercicio.
  • Las Cooperativas Tipo “C”, con activos totales de hasta Gs. 1.000.000.000 (Guaraníes Mil Millones), no están obligadas.
    Sin embargo, aquellas que superen dicho volumen de activos totales deben:
    Contratar los servicios de al menos un profesional graduado en la carrera de contabilidad o equivalentes.
    Que se encuentre debidamente habilitado para ejercer la profesión (Categoría II)”.

En cuanto a la rotación de los auditores, también se establecieron modificaciones:

Deberá asegurarse la rotación de los auditores independientes. Para lo cual no se podrá contratar los servicios del mismo auditor independiente por más de tres (3) ejercicios consecutivos.
Para volver a contratar al mismo auditor independiente, luego de haber emitido su opinión sobre los estados financieros de la entidad por tres (3) ejercicios consecutivos, deberá transcurrir cuanto menos un (1) ejercicio económico-financiero.

Fuente: Resolución N° 22668/2020


Te invitamos a conocer nuestras soluciones de Auditoría

El objetivo de toda auditoría es proporcionar información fidedigna, en Cáceres & Schneider sin embargo no nos limitamos a asegurarnos de que los números sean correctos.