fbpx

Hoy en día, estamos viviendo momentos complicados a nivel general por las consecuencias económicas de la Pandemia del COVID 19, sin embargo, las PYMES sienten un impacto mucho mayor.

Esta crisis también puede ser una “ventana” para el fraude dentro de las empresas, que sumado a la situación económica puede ser la “estocada final” para provocar el cierre.

Entre algunas situaciones de riesgos para las empresas podemos mencionar los siguientes:
  • Disminución de personales que efectuaban algunos controles claves.
  • El trabajo desde las casas y la posibilidad de acceder remotamente a datos bancarios o del sistema.
  • La tentación desde dentro de la empresa ante la crisis para cometer fraudes.
  • Incremento de ciberataques.
  • Aumentan los riesgos de incurrir en situaciones de soborno y corrupción
  • Hurto o robo de la información
  • Riesgos asociados a los terceros intermediarios y el lavado de dinero

Por todos estos puntos, es más que importante que la empresa cuente con área de control interno que contribuya a disminuir los riesgos.
En la actualidad, hay una tendencia al outsourcing (tercerización de auditoría interna) este proceso.
Esto implica una serie de beneficios, que se indican a continuación:

  • Cierto nivel de externalización en temas especializados proporciona al directorio y/o propietario, a la gerencia o administración, una garantía sobre el trabajo ejecutado, en caso de no disponer de expertos al interior de la empresa.
  • Flexibilidad en los recursos de personal.
  • Contar con acceso a expertos especializados, innovaciones en las últimas técnicas y tecnología de auditoría y la oportunidad de realizar evaluaciones comparativas.
  • Mejora en la percepción de independencia del auditor interno respecto a la gestión.
  • Revitalizar una función de auditoría interna de larga data.

No obstante, al trabajo de tercerización de auditoría interna, debe tenerse en cuenta que la supervisión y la responsabilidad de la función de auditoría interna no pueden delegarse, según lo previsto por el Instituto de Auditores Internos.

La responsabilidad de la supervisión es de la junta o consejo directivo o del propietario.

En ese orden de ideas, se requiere una apropiada formalidad en la documentación, presentación de informes y decisiones en el caso de la externalización.

Fuente: Auditool


Te invitamos a conocer nuestras soluciones de Auditoría

El objetivo de toda auditoría es proporcionar información fidedigna, en Cáceres & Schneider sin embargo no nos limitamos a asegurarnos de que los números sean correctos.